Cajamar ES91 3058 5011 53 2810022097

AMANDA

 

Un día una compañera salió de viaje por trabajo �� y el destino ��quiso que parara en un área de servicio para descansar. Ella baja a estirar las piernas y ve un gatito acercarse, qué raro, ¿Qué hará aquí? Como siempre lleva comida en el coche se dispone a poner un poquito, para que al menos pueda llenar la barriguita en ese momento. Y aquí empieza el horror �� empiezan a aparecer gatos �� y más gatos ��‍⬛, todos jóvenes, menos de un año, menos de seis meses... y dos bebés �� de dos meses. Todos se arremolinan a sus pies, tienen tanto hambre que se olvidan del miedo para intentar conseguir algo de la poca comida que les ha puesto a repartir entre tantísimos gatos muertos de hambre. Nuestra compañera, sin transportín, sin casa de acogida, sin medios para poder llevarlos de manera segura en el coche tiene que marcharse en el coche con el corazón en un puño.


En seguida cuenta la historia a el fabuloso equipo de voluntarios de Propatas ������ y rápido se forma una cadena de solidaridad para, al menos, salvar a las dos más bebés: una voluntaria se presta como acogida �� y dos voluntarias se ofrecen para ponerse �� en camino e ir a por ellas. Al llegar a la colonia de los horrores se quedan espantadas y ven que hay otro gatito más muy pequeño, así que el rescate de dos se transforma en tres: OLIVIA, AMANDA Y CASEY, tres preciosas hembras de dos meses.

 

Y aquí os presentamos a Amanda:


Ya ha pasado por el veterinario, está sana y aunque sigue con el miedo en el cuerpo va aprendiendo que esto de tener una humana que las da de comer siempre que tienes hambre y de las que hace una caricia no está nada mal.