Cajamar ES91 3058 5011 53 2810022097

JULIETA Y ROMEO

 

En este caso la historia es Julieta y Romeo porque la canija fue la primera en llegar.


La mamá de estos pequeños se ve que era un poco primeriza y no sabía elegir un buen sitio para sus pequeños en la calle. Decidió que su refugio estaría en el patio de un colegio entre unos arbustos. Pero claro, a la hora del recreo se llenaba de niños y ella huía de allí a la espera de que todo volviera a quedar en calma. Y los niños son niños... así que encontraron a Julieta con tan solo unos días de edad y la tocaron (como sabéis si se encuentra unos gatitos hay que dejarles en el mismo sitio, sin tocarles y vigilar que la madre vuelva. Si dejamos nuestro olor en ellos, ella los rechazará).

 


Y eso le pasó a Julieta, que su mamá desconfiaba y ya no quiso cuidarla. Así que nos tuvimos que hacer cargo corriendo para que no muriera.


Pocos días después, se volvía a repetir la historia, esta vez era Romeo el que aparecía entre los arbustos y había sido encontrado por los niños. Con la lluvia, el jaleo y el olor, la mamá volvió a desaparecer y Romeo necesitaba ayuda urgentemente.


Así que así fue como Julieta y Romeo se reencontraron en una de nuestras casas de acogida expertas en lactantes ��


Ya van siendo más activos, están mucho más recuperados y en Julio se podrán ir adoptados, pero queremos ir presentándoles para que los vayáis conociendo y por si alguna familia se enamora de ellos.


Julieta es la pequeñina negra, y Romeo el grandullón atigrado ❤