Cajamar ES91 3058 5011 53 2810022097

LUO

 

Lúo es un pequeño de seis kilos y seis años. Fue rescatado de la perrera tras ser entregado en numerosas ocasiones por morder. Cuando salió de la perrera, era un perro desubicado, miedoso y también sin ningún tipo de normas. 


Estamos convencidos que todas las veces que Lúo mordió (como le ocurre a muchísimos perros) fué porque no encontró otra alternativa para huir de una situación.

Cuando un animal siente que su bienestar peligra, sus mecanismos de evitación se activan, sus mecanismos de huida son los siguientes en poner en marcha, emite señales de que "eso no le está gustando" y si nada de eso funciona, el siguiente paso es morder.

Esto es algo que todos deberíamos de conocer para saber comunicarnos con ellos (Recomendamos el libro "Señales de calma" que es básico para empezar a conocer el lenguaje canino).
 



El hecho de que las personas que han pasado por la vida de Lúo no han sabido entenderle ni trabajar con él, ha provocado que Lúo se convirtiera en un perro reactivo, que no dudaba en defenderse con todas sus armas de todo lo que él consideraba un peligro.

Ahora Lúo se encuentra en una casa de acogida, conviviendo con otros dos perros, y todos los miembros de la familia, humanos y perrunos, conservan todos sus dedos y extremidades!
 


No vamos a mentir, necesita tiempo y trabajo. Necesita una familia que sepa "leerle" y que no entre en batallas físicas con él (de hecho nadie debería entrar en batallas físicas con su amigo de cuatro patas), a cambio, cuando se siente bien, a salvo y se respetan sus necesidades, es un perro cariñoso, alegre, divertido y siempre pendiente de ti. Además tiene un sobresaliente en lenguaje canino, por lo que es muy fácil reconocer sus estados de ánimo.

Lúo también tiene una epilepsia en grado bajo, que de momento no necesita ser medicada, pero hace más importante si cabe que no tenga picos de estrés para no desencadenar ataques.
 


La familia ideal de Lúo es una familia sin niños pequeños, que esté dispuesta a seguir con su rehabilitación y educación, y que acepte varias visitas previas para conocer a Lúo y que él conozca a los miembros de su nueva familia sin prisas y de forma positiva.

Si crees que podrías ser tú esa familia, ponte en contacto con nosotros!