Cajamar ES91 3058 5011 53 2810022097

El problema de la caza en España

 

Son muchos los perros de caza que cada día son abandonados cuando sus dueños deciden que ya no les sirven para los fines para los que fueron adquiridos.  

Y lo peor del abandono es que, la gran mayoría de las veces, se encuentran en un estado lamentable, pues han sido maltratados o torturados por los que fueron sus dueños, o simplemente abandonados a su suerte por las carreteras y los montes.

Galgos, bracos, pointers, podencos, setters, bretones,... razas que gozan de gran popularidad debido a su absoluta lealtad, buen carácter y obediencia (por algo fueron elegidos por los cazadores) y, sin embargo, son desterrados y rechazados cuando ya no sirven para cazar.

Los perros de caza que llegan a la perrera o de los cuales recibimos aviso, suelen presentar el peor estado de abandono y maltrato de todos los casos que tenemos; a lo que hay que sumar, que se cuentan a cuentagotas los perros que llevan microchip, algo que imposibilita la búsqueda de responsabilidades.

 

En Propatas siempre hemos sido absolutas amantes y defensoras de los "perros de caza", por su increíble carácter y porque en 5 años, jamás nos hemos encontrado con ninguno que tuviera un mal gesto, a pesar de encontrarlos en condiciones lamentables, habiendo sido maltratados tanto físicamente, como mentalmente. Muchos de ellos no conocen las caricias, y con tan sólo una se derriten y ya no se separan de tu mano o de tu lado.

Son animales que tardan mucho tiempo en salir adoptados, ya que siguen siendo vistos como "perros de caza", pudiendo ser unos animales de casa estupendos. Suelen ser activos, pero no necesitan estar todo el día corriendo como mucha gente piensa. Tienen una nobleza como pocos, son sociables y son compañeros estupendos de los niños, ya que aguantan como nadie todas sus travesuras y encima adoran jugar. 

Pluma y Violeta, primera galga adoptada en Propatas

 

Ójala que poco a poco las cosas vayan cambiando y cada vez estos perros sean tratados en lugar de como meras herramientas, como lo que son, seres vivos que merecen todo el respeto y cariño del mundo. Y por otro lado, también nos encantaría que cada vez más gente se dé cuenta de lo maravillosos que son como animales de compañía.